Fesumin: “Que el teletrabajo no implique retroceso en derechos laborales” - FESUMIN

jueves, 28 de enero de 2021

Fesumin: “Que el teletrabajo no implique retroceso en derechos laborales”

Según distintos datos, las personas con teletrabajo en Chile superaron los 1,7 millones durante la pandemia. La Dirección del Trabajo solo realizó 155 fiscalizaciones a esta modalidad de trabajo entre abril y noviembre. Trabajadores dejaron de percibir bonos, no pudieron cubrir accidentes laborales, corrieron con costos operativos de su trabajo, vieron incrementadas sus jornadas laborales drásticamente y mujeres fueron vulneradas en sus fueros maternales.

Es por ello que se llevó a cabo el estudio  "La percepción de los y las trabajadoras del teletrabajo en Chile 2020". Investigación cualitativa basadas en entrevistas realizada por la CUT, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y también la Fetracall (Federación de Trabajadores de Call Center). 

Entre sus resultados el estudio observa que los trabajadores percibieron una disminución en el respeto por los derechos laborales, prolongación de las jornadas de trabajo, disminución en los ingresos y bonificaciones, afectaciones al derecho maternal de las trabajadoras, falta de fiscalización y de cobertura sobre enfermedades y accidentes laborales, entre otros aspectos negativos.

Sobre este estudio, el Director de Comunicaciones de Fesumin, Víctor Riesco, señala que: “Es importante destacar que este es uno de los primeros estudios que salen por parte de la CUT en este tema y que afecta a personas que se desenvuelven en ámbitos tan variados que van desde los profesores hasta los call center. Hay que destacar ciertos puntos que son importantes: la ley no es la mejor ley, sino que es una copia de la ley francesa y como buena copia que hacen nuestros políticos diputados y senadores principalmente es un copy paste mal hecho”. 

“La figura en unos de esos puntos que es el artículo 152 quáter J, que lo que menciona es el tiempo de desconexión que indica que debe ser al menos 12 horas continúas , pero la recomendación de la OIT es que los trabajadores tengan tres tiempos en su día y tienen que ver con el descanso obligatorio, el tiempo de ocio y el tiempo de trabajo, y eso prácticamente se da en tres grupos de 8 horas”, agrega. 

Riesco explica que “lo que hace la ley chilena es prácticamente volvernos en el tiempo y obliga que los trabajadores estén disponibles 12 horas diarias a lo cual nuestros diputados y senadores no han hecho absolutamente nada y dada esta figura lo que se hace es una esclavitud del tiempo. Muchos podrán argumentar que esto no es así, pero es verdad porque 12 horas ni siquiera la específica, dice 12 horas, pero ¿van hacer 12 horas de día o 12 horas de noche? Eso implica que los trabajadores puedan recibir llamadas si el jefe les dice que empiece a trabajar a las 12 del día tiene que estar conectado hasta las 12 de la noche , lo cual es estúpido”, aclara. 

El Director de Comunicaciones señala que hay una disminución por el respeto de los derechos laborales, porque esta figura no considera estos derechos laborales, y que, principalmente lo que considera la ley es el beneficio de los empresarios y “lamentablemente se están aprovechando al 100 por ciento”. 

Otro de los aspectos que también son importantes es cómo el teletrabajo afecta a las mujeres, quienes ven triplicadas sus labores: domésticas, de crianza de los hijos y el tema laboral. Riesco señala que: “prácticamente ahí también hay una pérdida de privacidad y está muy asociada con este tipo de situación. Hay otro punto que tiene que ver con las condiciones laborales en la casa, el lugar de trabajo es un lugar que está adaptado netamente para trabajar y los trabajadores lo sabemos. Prácticamente todos los espacios o la mayoría de los espacios están hechos para rendir al máximo en el trabajo, pero una casa no y eso las empresas y la legislatura no lo vió y tampoco creo que les interese volver a verlo en harto tiempo y mientras puedan explotar esta situación lo van a seguir haciendo”. 

“Por último, las fiscalizaciones de parte los organismos, ya sea de la SUCESO o de la Dirección del Trabajo, son cero aporte. No hay una verdadera figura de parte de ellos por preocuparse por este tipo de situaciones. Creo que los trabajadores debemos organizarnos de mejor forma y plantear al congreso una modificación de esta ley y que garantice los temas de lo ya logrado previamente y aunque sea una situación de teletrabajo no debe implicar un retroceso en los derechos laborales conseguidos durante tanto tiempo”, finaliza Riesco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario