Según el Observatorio Laboral del Sence, de 209 ocupaciones en Chile, 99 son prácticamente exclusivas para hombres, y 25 para mujeres - FESUMIN

jueves, 12 de marzo de 2020

Según el Observatorio Laboral del Sence, de 209 ocupaciones en Chile, 99 son prácticamente exclusivas para hombres, y 25 para mujeres

De acuerdo con el informe del Observatorio Laboral del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, SENCE; la participación laboral de las mujeres ha aumentado en 6 puntos porcentuales en la última década, aunque un 53% (2019) sigue por debajo del promedio de los países de la OCDE (61%). Mientras que la participación de los hombres ha permanecido constante en un 74% en los últimos diez años

Pero, ¿en qué sectores suelen desempeñarse las mujeres del país? Según la Encuesta Nacional de Empleo (ENE) de 2019, los sectores en los que predominan las mujeres son aquellos vinculados a labores de cuidado, como servicio doméstico (en el que el 93% son mujeres), salud (74%) y educación (71%). Aunque en los sectores relacionados al Comercio y Servicios existe una proporción paritaria entre hombres y mujeres, los hombres siguen predominando en aquellos sectores relacionados al ámbito productivo, como construcción (8% de participación femenina), minería (10%) y transporte y almacenamiento (18%).

Por grupo ocupacional, las mujeres tienen menor participación en ocupaciones como operadores/as de instalaciones y maquinaria (6%), agricultores/as, forestales y pesqueros/as (15%), oficios (16%), y directores/as y gerentes/as (30%). De hecho, según la CASEN 2017, se evidencia una menor diversidad de oportunidades laborales para mujeres, ya que hay 25 ocupaciones “feminizadas” (en las que más del 75% son mujeres) frente a 99 “masculinizadas”, y 85 paritarias. Esta segregación ocupacional puede ser explicada porque hay sectores económicos que han sido históricamente masculinos y muestran baja capacidad para integrar a mujeres; por la falta de corresponsabilidad en el cuidado de los hijos y del hogar; debido a los modelos culturales que condicionan la elección de ciertas carreras y ocupaciones; entre otros factores.

Aunque cuentan con una proporción similar de hombres y mujeres, en las ocupaciones paritarias se observan brechas salariales relevantes. A nivel nacional, el promedio de esta brecha alcanza un 13%; la más notoria es la de las mujeres veterinarias, que ganan un 42% menos que sus pares masculinos; seguidas por las odontólogas (36%), las médicas (29%), contadoras (25%), cobradoras de deudas (22%), camareras y garzonas (21%).


Gobierno y políticas públicas

El subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, enfatiza que “en nuestro país tenemos todavía diversas brechas en materia de género, tanto en participación laboral, tasa de desempleo y salariales entre hombres y mujeres. ¿Cuáles son los motivos? En primer lugar hay motivos legales, culturales y las competencias necesarias para estos trabajos. Por eso resulta tan importante avanzar en eliminar los motivos legales que originan estas brechas, a través por ejemplo del proyecto de sala cuna universal; eliminar también los lotivos culturales: algunos todavía tienen la creencia de que los hombres son los que proveen y las mujeres las que crían y evidentemente esa mentalidad hay que ir cambiándola. Y, en términos de competencias, debemos incorporar más mujeres en las tecnologías de la información, en las denominadas carreras STEMs, de la la ciencia, la tecnología, la ingeniería y la matemática, que son las carreras del futuro y que van a permitir que la brecha de género vaya disminuyendo”.

El Director Nacional del Sence, Juan Manuel Santa Cruz, destaca que la reducción de la distancia entre la participación laboral masculina y femenina de un 27 a un 21% en los últimos diez años, se debe en parte a las políticas públicas que han implementado distintos gobiernos para incentivar la participación laboral de las mujeres.

“Como Sence, además de contar con el Bono al Trabajo de la Mujer; los programas de capacitación de Sence -que no hacen distinción de género- han permitido que mujeres se formen en áreas que tradicionalmente eran espacios para hombres. Así hoy, vemos, por ejemplo, mujeres trabajando en minería o construcción gracias a la formación recibida en Sence. En todas esas áreas, nosotros como Servicio, estamos buscando cómo incentivar una mayor participación femenina”, agrega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario