Chile v/s China: ¿Es buen o mal negocio fundir cobre? - FESUMIN

martes, 3 de julio de 2018

Chile v/s China: ¿Es buen o mal negocio fundir cobre?

En el Tercer Seminario de Fundición y Refinería se analizaron las tendencias en este campo, especialmente en los últimos 18 años.

Un negocio de fundición y refinería cuestionado en Chile, pero validado a nivel internacional, especialmente por la estrategia que ha liderado China en la materia. Esos fueron los principales alcances que se analizaron en el tercer Seminario Fundición y Refinería realizado en la Feria y Conferencia Internacional Expomin.

Pedro Reyes, gerente general de División Chagres de Anglo American –quien actuó como chairman del encuentro-, reflexionó que en menos de 20 años el mercado de fundiciones y refinería ha cambiado dramáticamente a nivel global. Y resaltó que Chile no ha tenido un desempeño positivo: “Pasamos de ser un actor a estar sobreviviendo, no hemos sido eficientes”.

El ejecutivo indicó que los planteles nacionales hoy están en el tercer y cuarto cuartil de costos, y además tienen una brecha con el medio ambiente. En este sentido, sugirió a las compañías nacionales que “debemos hacer alianzas con las empresas que están a la vanguardia en la tecnología”.

Como ejemplo, Reyes mencionó que actualmente en China “están tardando menos de cuatro años en construir una fundición y con los mejores estándares ambientales, versus en Chile que podemos tardar hasta diez años”.

Cristián Cifuentes, analista de estrategias y políticas públicas de Cochilco, analizó cómo China se ha posicionado a partir de 2000 con un promedio anual de crecimiento de capacidad de fundición del 10,7%. Otros actores relevantes han sido Zambia, con un 6,9%, e India, con 5,9%.

Como contrapartida, Chile en el mismo lapso ha crecido a un promedio de 0,5%.

“El resto del mundo está perdiendo fortaleza estratégica frente a China”, aseveró Cifuentes, quien añadió que en este mercado se prevé que la oferta de concentrados se mantendrá estable en los próximos tres años, aunque estimó que a partir de 2021 se producirá un alza en los TC/RC (cargos de tratamiento).

El analista de Cochilco también comparó cómo a partir de 2000 China pasó de representar el 10,3% de la capacidad global a un 37,3%. En el mismo periodo Chile bajó del 12,1% al 7,6%. En todo caso, puntualizó que está pendiente el efecto que tendrá en esta cifra el proyecto Nueva Paipote.

Y profundizando sobre el contexto nacional, Cifuentes evaluó que Chile:

Es el mayor productor de concentrados del mundo (24% y 26% en 2016 y 2030 respectivamente).
Tiene una baja participación en la producción mundial de cobre refinado (11% y 4% en 2016 y 2030 respectivamente).
Cuenta con baja participación en producción de cobre de fundición a nivel mundial (8% y 5% en 2016 y 2030 respectivamente).
Tiene bajo nivel de innovación y desarrollo en tecnologías mineras.


¿Hacia dónde va el negocio?

Benjamin Martinich, gerente de operaciones fundición Chagres se preguntó “si es Chile el mayor productor de cobre”, considerando que nuestro país produce más del 30% y China el 9%, pero que estas cifras prácticamente se invierten en términos de fundición y refinería. “¿O China es el mayor productor de cobre y nosotros somos solo un importante productor de concentrados?”, se cuestionó.

“A partir del año 2000 –agregó Martinich- nos quedamos pegados en nuestra capacidad de procesamiento. ¿Qué vio China en estos 18 años que nosotros no fuimos capaces de ver?”.

En esa línea, reflexionó si acaso la fundición es un mal negocio. “Cuando uno mira las cifras internacionales, ve que no lo es. El problema es que en Chile tenemos poco margen. Pero si uno analiza toda la industria mundial, ve que el negocio de la fundición es un negocio atractivo”, dijo Martinich. Asimismo, sugirió que las firmas nacionales puedan asociarse con las empresas chinas que son estratégicas.

El especialista de Chagres también se refirió al DS 28/2013, señalando que se ha criticado mucho la nueva normativa de fundiciones. Al respecto, comentó de una u otra manera ha llevado a la industria a mejorar los estándares ambientales: “No nos ha gustado, pero porque vino a desnudarnos como fundiciones. Pero es una tremenda oportunidad al obligarnos a recuperar al menos el 95% del azufre”, aseguró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario