Nuevo sindicato de Minera Escondida no logró constituirse - FESUMIN

martes, 13 de marzo de 2018

Nuevo sindicato de Minera Escondida no logró constituirse

El grupo de trabajadores disidentes del Sindicato N° 1 de Escondida no logró reunir el quórum necesario de socios para constituirse como agrupación, con lo que se aleja la posibilidad de una negociación anticipada paralela a la que el sindicato existente deberá llevar a cabo con la empresa a mediados de este año.


"Faltó muy poco, sin embargo, debemos reconocer que esta iniciativa finalmente no se materializó", señaló a través de un comunicado interno el comité electoral del grupo que buscaba crear el nuevo referente. Éste requería reunir al menos 250 socios, lo que equivale al 10% de los trabajadores de la empresa, lo que no se consiguió hasta el pasado 8 de marzo, último plazo para votar.

La agrupación subrayó que aun cuando el objetivo no se concretó, este proceso servirá para que el actual sindicato cambie "el rumbo y la estrategia hasta ahora empleada, puesto que se trata de una opción trasnochada y que nunca ha resultado en ganancias".
 
Respecto de esto último, uno de los ex dirigentes del sindicato Nº1 y promotor de la nueva agrupación, Pedro Marín, emitió una declaración a título personal en la que desmiente versiones que habría difundido dicha organización sindical, en cuanto a que la cantidad de socios que lograron inscribir habría sido cercana a unas 50 personas.

Del mismo modo, Marín expresó en su comunicación que “el sindicato se apura en decir que fue una derrota, pero nosotros creemos que no. Toda vez que si el directorio debe recurrir al odio y la mentira para informar, es señal que les preocupamos y algo de miedo les generamos”.

Finalmente, el comité electoral de la agrupación sindical alternativa señaló en su comunicado que “este grupo de trabajadores está y estará abierto a cualquier otra alternativa futura que nos permita cambiar el esquema de administración impuesto por la actual directiva y su asesor y que basa su actuar solo en la fuerza y la arrogancia. Cuando estos dos conceptos se unen, solo generan pérdidas en diversos frentes, no sólo económicos, sino también en despidos masivos, de credibilidad y de referencia para el resto de los trabajadores mineros”, indica la comunicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario