FESUMIN

jueves, 22 de febrero de 2018

OIT hace un llamado a la justicia social para los trabajadores migrantes

febrero 22, 2018
OIT hace un llamado a la justicia social para los trabajadores migrantes

La Organización Internacional del Trabajo, OIT, reclamó un trato justo para los millones de personas migrantes en el mundo, quienes están expuestas a explotación laboral, violencia y discriminación.


El llamado de la OIT tuvo como marco la conmemoración, este 20 de febrero, del Día Mundial de la Justicia Social, instituido por la Asamblea General de las Naciones Unidas.
En la actualidad, cerca de 150 millones de personas en el mundo son trabajadores migrantes, muchos de los cuales “ni siquiera pueden acogerse a los sistemas de protección más básicos”, dijo el secretario general de la OIT, Guy Ryder, según declaraciones que recoge el portal de Prensa Latina.

De esa cifra total, las mujeres representan el 44 por ciento y a menudo resultan serlas más afectadas, remarcó Ryder.

La mayor parte de la migración está vinculada, directa o indirectamente, a la búsqueda de oportunidades de trabajo decente; pero, paradójicamente, gran parte de las personas migrantes termina en empleos de baja remuneración, en condiciones inseguras e insalubres y en el contexto de la economía informal, “donde se vulneran sus derechos laborales y otros derechos humanos”, detalló Ryder.

El secretario general de la OIT agregó que tampoco se puede pasar por alto “la elevada vulnerabilidad de los migrantes al trabajo infantil y al trabajo forzoso”.

Los migrantes, como cualquier otro trabajador, “tienen derecho a recibir un trato justo, y ello es indispensable para preservar el tejido social de nuestras sociedades y avanzar en la consecución del desarrollo sostenible”, sostuvo el funcionario de la ONU, agregando que “una migración laboral bien gestionada, justa y eficaz puede reportar beneficios y oportunidades a los trabajadores migrantes, sus familias y sus comunidades de acogida”.

Ejemplos de ello, indicó Ryder, son la posibilidad de que ayude a conciliar la oferta y la demanda de mano de obra, contribuir al mantenimiento de los sistemas de protección social, impulsar la innovación empresarial y enriquecer las comunidades en el ámbito cultural y social.
El llamado de la OIT tiene especial relevancia para nuestro país, que en el último tiempo y dada su estabilidad económica y política en el contexto latinoamericano, ha visto llegar gran cantidad de migrantes en busca de mejores condiciones de vida.

Tal es así, que en un reciente informe de la Cepal y la OIT, Chile aparece como el país que más aumentó su migración entre 2010 y 2015, con un porcentaje de 4,9% por año, superando así a naciones como México y Brasil, que en el pasado se han destacado por su importante recepción de inmigrantes, consigna el portal mexicano El Semanario.

En este escenario, llama la atención el gran aumento que ha experimentado en los últimos años, el número de denuncias de trabajadores ante la Dirección del Trabajo, contra sus empleadores, fundamentalmente por infracciones a la protección a la salud y la vida de sus empleados .

Volviendo al plano global, Prensa Latina acota que en 2016, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió el inicio de negociaciones con el propósito de elaborar un pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular, orientado a mejorar la gobernanza, abordar retos conexos e intensificar la contribución de los migrantes al desarrollo sostenible.

“Así pues, está en nuestras manos hacer de la migración laboral un fenómeno beneficioso tanto para los migrantes como para las comunidades de acogida”, remarcó el secretario general de la OIT, Guy Ryder.



Ver ⇨

Trabajadores disidentes de Escondida negociarían por su parte con la empresa

febrero 22, 2018
Trabajadores disidentes de Escondida negociarían por su parte con la empresa

Si bien el grupo de trabajadores que busca levantar un nuevo sindicato no logró captar el número de adherentes mínimo para dejar constituida la organización en un primer plazo, habría acercamientos con la empresa para una eventual negociación colectiva anticipada.

 

En la votación del pasado martes 20 de febrero, los líderes disidentes al Sindicato Nº1 no lograron reunir el número necesario de firmantes para constituir el nuevo referente gremial, por lo que las inscripciones se extendieron hasta el 8 de marzo.


No obstante lo anterior, El Mercurio señala que “fuentes conocedoras del proceso señalan que, más allá del número de afiliados que consigan, el sindicato será constituido de todas maneras”. Dichos informantes explican el sindicato será inscrito a comienzos de marzo y que existe un plazo de 90 días para que la Inspección del Trabajo presente objeciones, pudiendo declarar nula la organización, aunque este proceso no sería inmediato.

El impulso a este nuevo referente sindical surgió tras la huelga legal de los trabajadores de Escondida del año pasado que terminó sin acuerdo tras una paralización de 44 días. Por ello, en junio de este año deberá llevarse a cabo una nueva negociación colectiva.

De acuerdo a lo que señala El Mercurio en su edición de ayer miércoles 21, la inscripción de la nueva organización sindical ha sido más lenta de lo esperado y junto con extenderse el plazo de votación, ésta ya no se realizará en faena, pues ha habido denuncias de intimidación a los trabajadores por parte de integrantes del Sindicato N°1 para no apoyar al nuevo referente.

De este modo, los trabajadores interesados son quienes deberán acudir a las sedes provinciales de la Inspección del Trabajo en Iquique, Antofagasta y La Serena para inscribirse en la nueva organización gremial.

En cuanto a una posible negociación entre este eventual nuevo sindicato y la empresa, los dirigentes de la nueva agrupación no reconocen acercamientos, pero – según afirma El Mercurio- “fuentes cercanas señalan que sí existieron encuentros entre ejecutivos y trabajadores para explorar una negociación colectiva anticipada”.

Estas voces afirman que habría una pre propuesta que incluiría “un mantenimiento de parte importante de los beneficios contenidos en el contrato colectivo y se habla de un bono de término de conflicto de alrededor de $16 millones por trabajador”, de acuerdo a lo que consigna el Mercurio.

La cifra es superior a la oferta de cierre que hizo Escondida en la negociación del año anterior, donde el bono propuesto ascendió a los $11,5 millones.

Aunque esta potencial propuesta despertaría interés entre los trabajadores, muchos de ellos creen que no es factible negociar anticipadamente, de acuerdo a lo que informó el Sindicato N° 1 de Escondida, que argumenta ser la organización "dueña" del contrato colectivo.

A pesar de ello, el abogado laboralista de la Sofofa, Luis Lizama, estima que el nuevo sindicato tendrá otro instrumento colectivo, más allá de que se fragmente de uno anterior: "Me parece que desde el punto de vista jurídico no habría ningún inconveniente en que el nuevo sindicato pueda negociar colectivamente ya sea en forma reglada o no reglada cuando estimen pertinente".
Ver ⇨

lunes, 19 de febrero de 2018

El mayor número de negociaciones colectivas de esta década esperan a la minería en 2018

febrero 19, 2018
El mayor número de negociaciones colectivas de esta década esperan a la minería en 2018

Este año marcará un récord de negociaciones colectivas en la gran minería en un contexto de alza del cobre. Éstas serán marcadas además, por la plena vigencia de la reforma laboral


Los 33 procesos agendados para 2018 representan el doble que los del año pasado “aunque no todas ellas involucran una gran cantidad de trabajadores, siendo la de Escondida una de las más importantes", acota el gerente de estudios de la Sociedad Nacional de Minería, Álvaro Merino, en la nota publicada este domingo 18 por El Mercurio.

En el artículo también se destaca que en 2017 los trabajadores de la minera Escondida, protagonizaron la huelga más extensa de la historia reciente en el sector, lo que incluso afectó la economía nacional, contrayendo el Imacec en 1,3% en febrero y teniendo un costo para el país de US$ 800 millones en exportaciones. El proceso no arribó a un acuerdo entre el Sindicato y la empresa, por lo que volverá a producirse a mediados de este año.

El peso del cobre en la negociación

El Mercurio pone de relieve que las negociaciones de años anteriores estuvieron marcadas por la crisis en la industria y por una menor conflictividad laboral. 

"La profunda caída del precio (del cobre) después del largo 'superciclo', generó un fuerte impacto en los resultados de las compañías mineras y en las expectativas futuras", explica al diario, Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de la consultora PlusMining. El analista agrega que muchos convenios se firmaron cuando la cotización del cobre estaba en baja y por lo mismo se suscribieron por períodos cortos para volver a negociar cuando el precio subiera.

Pero como consigna El Mercurio, el escenario cambió y desde el 25 de julio de 2017, el metal rojo superó los US$ 2,8 por libra -un precio sobre el cual incluso las mineras más ineficientes generan utilidades-, y al cierre de la semana pasada registró una cotización de US$ 3,25 por libra, 16% más que en julio pasado.

Guajardo afirma que "es esperable que ante esta nueva realidad del mercado y las correspondientes mejorías en los resultados de las compañías mineras, regresen mayores expectativas del mundo laboral minero".

"Pero -añade el experto- queda por ver el efecto de la reforma laboral, que aseguró el piso de los beneficios a los trabajadores y, por ende, las negociaciones podrían acotarse a incremento salarial y bonos".

Por otra parte, Joaquín Villarino, presidente ejecutivo del Consejo Minero, espera que "las partes actúen con la altura de miras que exige un sector cuyas relaciones laborales pueden ser un ejemplo a imitar por los demás sectores productivos del país". De este modo, llama a "anticiparse a las negociaciones y preparar un clima de confianza mutua".

El Mercurio pone de relieve que la gran minería es el sector con un mayor promedio de sueldos que el del resto de las actividades en Chile. “Si el ingreso imponible mensual en Chile durante 2017 se sitúa en los $ 741.000, en la minería esa cifra es 74% más alto”, cifra que según las empresas es mucho mayor, porque hay beneficios en salud, educación y vivienda que no son parte del ingreso, además de bonos. 

La nota consigna que los mineros de Escondida ganan en promedio $ 3,3 millones al mes y con beneficios logran hasta $4,4 millones, según el convenio colectivo aún vigente.

No obstante lo anterior, Juan Carlos Guajardo hace ver que los sueldos de los trabajadores chilenos de la gran minería "no son muy diferentes de los países mineros desarrollados, en rangos de diferencias de 10% aproximadamente", pero subraya que los mineros chilenos están en déficit respecto de sus pares internacionales en cuanto a productividad.

“Los trabajadores mineros chilenos tienen rendimientos menores en comparación a otros países mineros. En promedio, las operaciones mineras internacionales realizan la misma labor en 37 horas-hombre, menos que el promedio nacional, que es de 67 horas-hombre", sentencia.

Esto se debería a que en Chile hay muchos "tiempos muertos" donde no se utilizan los equipos, pues la productividad de los trabajadores chilenos es similar a la internacional cuando el equipo está operando. 

En ese plano, la nota de El Mercurio concluye señalando que “existe un desafío enorme de organización industrial y gestión, así como cultural, para mejorar la productividad minera en Chile, y en ello será necesario un entendimiento común entre trabajadores y empresas, señalan los expertos”.
Ver ⇨

Codelco evalúa apelar a dictamen del Tribunal Laboral y tercerizará planta desaladora en Radomiro Tomic

febrero 19, 2018
Codelco evalúa apelar a dictamen del Tribunal Laboral y tercerizará planta desaladora en Radomiro Tomic

En su edición del sábado 17 de febrero, La Tercera señaló que la minera estatal “podría presentar un recurso de apelación para que el Tribunal Laboral se declare competente y pueda resolver el conflicto de definición de servicios mínimos". De esta forma, la Corte de Apelaciones de Santiago debiera resolver la idoneidad del juzgado.




La eventual decisión de Codelco responde a que el Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago se declaró incompetente frente a la demanda interpuesta por la empresa pública contra la Dirección del Trabajo, luego que ésta le otorgará sólo el 5% de servicios mínimos en caso de que los trabajadores de la División Chuquicamata decidieran votar la huelga legal.

Codelco había solicitado inicialmente que los servicios mínimos fueran el 13,4% de su dotación, junto con decretar la medida cautelar de paralización o suspensión del proceso de negociación colectiva.

Frente al dictamen de la DT, el Sindicato de Supervisores de Codelco Norte señaló que este hecho “entrega mayores garantías en cuanto a que nuestra negociación colectiva continúa en los plazos establecidos, siendo los servicios mínimos definidos por la Dirección Nacional del Trabajo, los que serán considerados para ésta”.

Añadieron que el proceso de negociación colectiva continúa con todo lo que ello conlleva, “especialmente lo referido al fuero laboral y a los plazos que existen para que supervisores y supervisoras no sindicalizados se hagan parte de esta negociación, recordando que la extensión de beneficios vence este 31 de marzo”.

Reformulación de proyecto en Radomiro Tomic

En otro plano, la estatal efectuó una profunda modificación a su proyecto estructural Radomiro Tomic Sulfuros -también denominado Fase II-, uno de los más ambiciosos y el que requería mayor uso de capital de los que se encontraban en su cartera de inversiones.

De acuerdo a lo consignado por El Mercurio en su edición del 17 de febrero pasado, la iniciativa disminuyó a US$ 2.220 millones, tras contemplar la construcción de un módulo de tratamiento y no dos como se estimó inicialmente. A ello se suma la tercerización de la desaladora, decisión que no cuenta con el apoyo del sindicato.


Luego del trabajo de readecuación de la iniciativa, Codelco recalculó la inversión necesaria para ejecutar RT Sulfuros en US$ 2.220 millones, es decir, US$ 3.200 millones menos que la estimación actual de la cuprífera.

Además, la empresa explicó que anteriormente se contemplaban "dos módulos de 100 mil toneladas de tratamiento diario cada uno, a diferencia de la estimación actual, que solo incluye el primer módulo".

Codelco señaló también que la estimación incluía el gasto de construir una desaladora para la faena y otras cercanas de propiedad de la estatal, como Chuquicamata o Ministro Hales. Sin embargo, esta se decidió tercerizar. A comienzos de 2017, de hecho, lanzaron una licitación para encontrar un socio que construyera esta infraestructura, calculada en unos US$ 1.000 millones.

El presidente del sindicato de Radomiro Tomic, Marcelo Robles, expresó que veía con buenos ojos la reformulación, porque aseguraría la continuidad a largo plazo de la operación, una vez que se acaben los óxidos explotables.

Pero enfatizó que la dirigencia no apoya la decisión de la empresa en cuanto a tercerizar la planta desaladora y que hubieran preferido que se mantuviera la idea original de que Codelco operará esa planta. "Siempre cuando se pasa a un privado, el costo termina siendo mayor y el resultado de ese trabajo no es muy positivo. En cambio, cuando se hace con gente de la empresa, motivado por un mismo fin, el resultado es óptimo".

Para la iniciativa Radomiro Tomic Sulfuros, se calculó un presupuesto total de US$ 5.400 millones, pero dada su magnitud, no fue de los proyectos estructurales prioritarios para la minera. Tanto así que tras haber obtenido su Resolución de Calificación Ambiental (RCA) en 2016, se inició un proceso de revisión de la iniciativa.

Al ser consultada por esta disminución en la inversión, Codelco respondió que el cálculo anterior incluía el gasto de construir una desaladora para la faena y otras cercanas de propiedad de la estatal, como Chuquicamata o Ministro Hales. Pero finalmente, esta se decidió tercerizar. Tal es así – consigna El Mercurio- que a inicios de 2017, la cuprífera estatal abrió una licitación para encontrar un socio que construyera esta infraestructura, que se calcula en unos US$ 1.000 millones.

Además, Codelco explica que anteriormente se consideraban "dos módulos de 100 mil toneladas de tratamiento diario cada uno, a diferencia de la estimación actual, que solo incluye el primer módulo".

La estimación de la empresa es que el proyecto reformulado comience a operar el 2024.
Ver ⇨

miércoles, 14 de febrero de 2018

Fesumin llama a ejercer la defensa de los derechos laborales y las condiciones de trabajo ante aumento de fuerza laboral en la minería

febrero 14, 2018
Fesumin llama a ejercer la defensa de los derechos laborales y las condiciones de trabajo ante aumento de fuerza laboral en la minería

Ante el escenario que se presenta este 2018 para la actividad minera, la Federación de Supervisores de la Minería Privada, FESUMIN llama a los trabajadores a realizar una defensa activa de sus derechos laborales y de adecuadas condiciones de trabajo.

A menos de dos meses de iniciado el 2018, en la minería ya debemos lamentar el accidente fatal del trabajador Juan Carlos Cruz, quien cumplía funciones en la División Andina de Codelco. Su muerte vuelve a encender las alarmas sobre las condiciones de seguridad y de trabajo en las minas.

Además de este trágico suceso, este año varios factores configuran un panorama donde es necesario que los trabajadores de la minería sean activos vigilantes del respeto de sus derechos.

Todo indica que la actividad minera, puntualmente la cuprífera, comenzará su repunte este 2018. Ya hay varios indicios de ellos, tales como las proyecciones de expertos en economía y minería, y el movimiento de fuerza de trabajo hacia las zonas mineras.

Prueba de lo anterior es lo que consigna el diario Concepción el pasado 7 de febrero, donde se afirma que trabajadores de la región del Bío Bío están retornando hacia el norte para laborar en faenas mineras. Fenómenos como este hacen prever que la fuerza de trabajo en el sector aumentará notablemente, y ahí es cuando se hace preciso redoblar los esfuerzos para vigilar el cumplimiento de las condiciones adecuadas de trabajo, la dignidad del mismo y el comportamiento de dinámicas como la subcontratación.

Por otra parte, se avecinan negociaciones colectivas con empresas representativas del rubro y que por lo mismo, representarán un referente en cuanto a reivindicaciones de los trabajadores y a la unidad de sus organizaciones.

Se suma también el cambio de gobierno, con nuevas autoridades que ya han manifestado sus planteamientos y tareas frente a temas como el trabajo y la actividad minera.

Frente a lo anterior es que como FESUMIN hacemos un llamado a todos los y trabajadores a mantener una vigilancia activa y participativa de sus derechos y garantías, y de las condiciones laborales adecuadas para desarrollar sus labores de la mejor manera, sin ver afectada su calidad de vida.

El presidente de Fesumin, Carlos Zurita M., añadió “Muchos trabajadores se ven encantados con el trabajo en minería debido a los sueldos, pero obvian los temas de seguridad o derechamente los desconocen, por ello es que ante este aumento que tendremos, como organización hemos querido advertir a nuestros futuros compañeros y compañeras que deben estar informados y alertas para evitar accidentes, esta tarea es del empleador y de los trabajadores y en cuidado debemos ser uno” sentenció Zurita M.
Ver ⇨

Litio: Trabajadores de la minería exigen conocer acuerdo firmado entre Corfo y SQM

febrero 14, 2018
 Litio: Trabajadores de la minería exigen conocer acuerdo firmado entre Corfo y SQM

Amplio rechazo ha provocado en el mundo social, el acuerdo entre el Gobierno y la Soquimich para entregarla explotación del litio a la minera no metálica hasta el año 2030 y aumentando la cuota de extracción.

A fines de enero mientras el Papa visitaba el país, Corfo y Soquimich pusieron término al proceso de arbitraje entre ambas partes mediante un acuerdo.

Así, la minera no metálica podrá aumentar su producción anual a 216.000 toneladas de litio, cumpliendo una serie de condiciones, tales como la salida del gobierno corporativo de la empresa de Julio Ponce Lerou y una reestructuración del mismo gobierno corporativo; la modificación de los dos contratos existentes entre ambas partes; que SQM Salar pague a Corfo US$17,5 millones más intereses como forma de término de conflicto; y que la firma aumente el nivel de rentas de arrendamiento para igualarlas con lo establecido en el contrato de Albemarle (la otra empresa que explota el salar).

El acuerdo ha recibido variados reparos provenientes del mundo social y de los trabajadores. Además de los cuestionamientos éticos por el hecho de que el Estado haya negociado con una empresa con la que estuvo en litigio por graves incumplimientos al contrato suscrito a principios de la década de los 90, se suman los recientes hechos de corrupción que la involucran con pagos y financiamiento irregular de políticos; la nula información acerca de la dimensión del acuerdo; y el potencial peligro que advierten, de que el pacto signifique la privatización del recurso mineral.

El acuerdo implica triplicar la cantidad originalmente permitida de extracción del mineral y, si bien se estima que el negocio con SQM le reportará al Estado unos diez mil millones de dólares, no satisface a amplios grupos de la sociedad civil organizada.

Manuel Ahumada L., presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre, CTC, sostuvo que los trabajadores del cobre también se suman al rechazo de este acuerdo y forman parte del Movimiento Litio para Chile. “Cuestionamos el que este acuerdo se haya llevado a cabo de espaldas al pueblo, que todavía no conoce los alcances de lo que significa. El hermetismo con que se negoció da para pensar que aquí hay intereses políticos que se anteponen al interés de que el litio sea un recurso de los chilenos” y agrega que “vamos a exigir que sea el Estado quien se haga cargo de explotar el litio y que SQM sea una empresa de interés nacional”.

Dentro de las demandas de los trabajadores está la exigencia de conocer el texto del convenio y la de recuperar efectivamente el litio para Chile. Incluso se habla de acudir a instancias legales para impugnar el acuerdo entre la corporación estatal y SQM, ante la amenaza de que represente una acción encubierta para privatizar el recurso.

Cabe mencionar que desde otras organizaciones sociales también se cuestiona este pacto por el posible daño ambiental que pudiera provocar. “No se ha realizado un estudio hidrogeológico de la cuenca del Salar”, sostuvo Ana Ramos, dirigente del Consejo de Pueblos Atacameños, consultada por Diario UChile.

La representante social puntualiza que es fundamental contar con este tipo de informes antes de aumentar la cuota de extracción: “no existe conocimiento del ‘estado de salud’ del lugar, por lo que el daño medioambiental podría ser irreversible. Nosotros estamos en un oasis desierto donde cada día se nota más la escasez de agua”.

Una de las propuestas frente a la explotación del litio por parte de SQM, es la del Movimiento Litio Para Chile y consiste en crear una empresa estatal que se haga cargo de la explotación del mineral.
Ver ⇨

Productividad versus tercerización en la minería chilena

febrero 14, 2018
Productividad versus tercerización en la minería chilena

Por Iván Mlynarz
Columna publicada en El Mostrador (02/02/18)

El proceso de tercerización en la minería chilena es extremo. Hoy, el 65% del empleo minero es entregado por proveedores y contratistas. Estas cifras superan en más del 50% a las presentes en las industrias mineras de los países líderes en el área, como Australia o Canadá.


Para cualquier actor de la industria es evidente que el modelo chileno de tercerización no ha tenido como motor central la búsqueda de empresas y personal experto que realice las tareas de mejor manera que el personal propio, sino “reducir costos” aplicando el mismo modelo a casi cualquier actividad. En los procesos de la industria entregados a empresas y personal contratados por períodos acotados de tiempo son escasas las capacitaciones, y los procesos de mejora continua o innovación son casi inexistentes. Cuando se compite fundamentalmente por precio, es complicado desviar energías a actividades cuyos retornos no son tan claros y cuyos plazos duplican o triplican la duración de los contratos.

Estos antecedentes sugieren que el modelo de tercerización aplicado en la minería chilena podría tener responsabilidad en la baja de productividad que presenta la minería. Los estudios presentados hasta ahora muestran que el 50% de la baja en la productividad de la minería (Productividad en la Gran Minería del Cobre, Comisión Nacional de Productividad, 2017) se debería a decisiones internas, o mejor dicho a cómo se organizan y administran las compañías mineras. La otra mitad se debería a variables geológicas o propias de los yacimientos. Así, al descontar la baja de las leyes y la disminución la recuperación, la caída en la productividad de la gran minería chilena para el período 2001-2014 pasa de -30% a -15% (líneas punteadas en Gráfico 1).

Durante los años de baja sistemática de la productividad en la minería chilena (2001-2014), se produce un aumento importante en la contratación de mano de obra a través de terceros: de las 120 millones de horas hombre tercerizadas el año 2001 se pasa a más de 258 millones en 2014 (línea continua naranja en gráfico 1). En cambio, para los mismos años, la contratación de personal propio pasa de 106 millones de horas hombre a 136 millones (línea continua azul en gráfico 1).

La relación inversa observada entre productividad de la minería y contratación de personal vía empresas contratistas refuerza la hipótesis del efecto negativo que podría tener sobre la productividad de la minería nacional el modelo de tercerización implementado en Chile. Más cuando este ha sido implementada por la totalidad de las compañías mineras que operan en Chile, y representa la mayor innovación implementada en el país en materia de organización del negocio minero durante el período en que cayó la productividad.

Por ser la minería una de las áreas económicas que más ha empujado la productividad nacional a la baja, es de interés nacional profundizar en los efectos causados por la tercerización extrema aplicada en esta industria, que al parecer van más allá de la precarización del empleo.

Iván Mlynarz Puig
Vicepresidente FESUMIN (Federación Sindicatos de Supervisores de la Minería Privada).
Director Sindicato Supervisores Anglo American Chile.
Ver ⇨